Fotografías reales de El exorcismo de Emily Rose

El verdadero nombre de la chica fue Anneliese Michel, y su historia es más perturbadora que la del cine.

Siempre había sido una chica normal y tranquila; quizá un poco despistada pero jamás dejó de asistir a la iglesia al menos dos veces por semana junto a su devota familia… A los 16 años le diagnosticaron el cuadro de epilepsia que causaría más adelante una terrible tragedia.

Al cumplir los 20 años se sumergió en una profunda depresión debido a su enfermedad, los ataques eran cada vez más fuertes y estaban acompañados por voces y visiones. Anneliesse comenzó a mostrar aversión por objetos religiosos como crucifijos, rosarios, biblias y hasta pinturas.

Curiosidades

Encadenada

Para evitar que se hiciera daño o lastimara a los demás, era atada con cuerdas y pesadas cadenas; también tenía prohibido comer y tomar agua en las sesiones, aunque gradualmente dejó de hacerlo por voluntad propia, así como tampoco volvió a dormir.

 Bebía orina y sangre

Para mantenerse con vida elegía alimentarse de moscas e insectos, y bebía su propia orina para no deshidratarse. Cuando su sed era exagerada, se provocaba heridas para lamer su sangre.

Muerte

En total le fueron practicados 67 exorcismos, pero un día su cuerpo no soportó más, cuando murió tenía tan solo 23 años de edad, y pesaba poco menos de 30 kilogramos.

 

Suicidio de Jonathan Brandis, el líder del ‘Club de los Perdedores’

Quizá a simple vista te cueste trabajo recordarlo pero te refrescaremos la memoria: Jonathan Brandis dio vida a Bill Denbrough, el líder del ‘Club de los Perdedores’ en la miniserie ‘It: Eso’ de 1990.

Amaba acercarse a los fans por lo que tenía su propia columna de consejos en revistas para adolescentes, lo cual le dio una reputación positiva. Brandis evitaba cualquier tipo de escándalo y a diferencia de muchas estrellas del momento, se mantuvo alejado de la droga. Tuvo un romance con Tatyana Ali de ‘El Príncipe de Bel-Air’ y fue de las primeras estrellas en imponer orgullo con un romance interracial.

La caída de una promesa

A finales de los 90 y principios de los 2000, la fama de Brandis se desvanecía y depositó su fe en proyectos que nadie recuerda. A pesar de ello, tuvo la oportunidad de actuar al lado de Bruce Willis y Colin Farrell en ‘En defensa del honor’. Pero durante la edición, los realizadores redujeron al mínimo sus intervenciones, desatando una depresión en el joven, al grado que comenzó a beber y caer más y más.

Fue en 2003 que Jonathan Brandis decidió quitarse la vida; se ahorcó en su departamento de Los Ángeles y aunque fue encontrado con vida, murió en el Centro Médico Cedars-Sinai, a causa de las heridas que se provocó.

El suicidio puede pasar por la cabeza de prácticamente cualquier persona. Jonathan Brandis parecía tener la paz interior que pocos famosos tienen e incluso llegó a escribir en su columna de consejos sobre el suicidio. Jonathan aconsejó a los adolescentes que que siempre buscaran ayuda y que llamaran a la línea directa de prevención del suicidio. Por desgracia, terminó por tomar la dirección contraria.