Documental HBO Slender Man

El documental se centra en “el apuñalamiento de Slender Man”, un suceso real en el que dos niñas de 12 años apuñalaron a una tercera para servir al monstruo.

Ahora, llegará en forma de documental para la HBO. Y decimos bien: documental, no película. La historia no tratará sobre la ficción, sino sobre algo más terrorífico que pasó en consecuencia.

El conocido como  “apuñalamiento de Slender Man” ocurrió el 31 de mayo de 2014. Morgan Geyser y Anissa Weir apenas tenían doce años cuando leyeron la creppypasta sobre la criatura. Por aquel entonces, ya se había popularizado de manera viral en internet, por lo que cualquiera podía tener acceso a ella.

Al leer la historia, las niñas tuvieron la idea de hacerse seguidoras de Slender Man. Querían vivir con él en su mansión, que a su juicio estaba en el Bosque Nacional Nicolet (Winsonsin, EEUU), un lugar próximo a sus hogares.

Según las niñas, para que Slender Man les permitiera vivir allí, tenían que demostrar que estaban dispuestas a seguirle. ¿Cómo? Fácil: cometiendo un asesinato.

 

 

Fotografías reales de El exorcismo de Emily Rose

El verdadero nombre de la chica fue Anneliese Michel, y su historia es más perturbadora que la del cine.

Siempre había sido una chica normal y tranquila; quizá un poco despistada pero jamás dejó de asistir a la iglesia al menos dos veces por semana junto a su devota familia… A los 16 años le diagnosticaron el cuadro de epilepsia que causaría más adelante una terrible tragedia.

Al cumplir los 20 años se sumergió en una profunda depresión debido a su enfermedad, los ataques eran cada vez más fuertes y estaban acompañados por voces y visiones. Anneliesse comenzó a mostrar aversión por objetos religiosos como crucifijos, rosarios, biblias y hasta pinturas.

Curiosidades

Encadenada

Para evitar que se hiciera daño o lastimara a los demás, era atada con cuerdas y pesadas cadenas; también tenía prohibido comer y tomar agua en las sesiones, aunque gradualmente dejó de hacerlo por voluntad propia, así como tampoco volvió a dormir.

 Bebía orina y sangre

Para mantenerse con vida elegía alimentarse de moscas e insectos, y bebía su propia orina para no deshidratarse. Cuando su sed era exagerada, se provocaba heridas para lamer su sangre.

Muerte

En total le fueron practicados 67 exorcismos, pero un día su cuerpo no soportó más, cuando murió tenía tan solo 23 años de edad, y pesaba poco menos de 30 kilogramos.